Especial: #NoSomosLosMismos

Vivir el virus fuera de casa

Periódico Utópicos

Por: Valery Soracá

Periódico Utópicos – Universidad Santiago de Cali

Durante los últimos años, hubo un aumento de alrededor de 5,76%, de la población colombiana que decidió migrar hacia otros países. Según los últimos datos ublicados por la Organización de las Naciones Unidas, decidieron partir del país para hacer una nueva vida, por trabajo o por oportunidades de estudio.

Rony Tascón es uno de los miles de jóvenes que emigraron, para buscar oportunidades en el exterior. Él decidió realizar sus prácticas empresariales en la embajada de Colombia en Costa Rica, para crecer profesionalmente. Como él, miles partieron del país sin saber lo que se avecinaba.

Este tipo de coronavirus llegó a Colombia el 26 de febrero del 2020, y en Cali, el primer paciente detectado con COVID-19 fue el 15 de marzo del presente año. El país cerró sus fronteras y entró en cuarentena nacional. Quienes querían regresar al país no pudieron hacerlo.

Aunque con la pandemia hace teletrabajo desde el lugar donde se
hospeda, aprovecha al máximo cuando debe ir personalmente a la embajada de
Colombia en Costa Rica, para dejar su granito de arena ayudando a los
compatriotas que encuentran en ese país.

Rony afirma, que emocionalmente, estar lejos de casa es duro, ya que, no tener a su familia cerca en estos momentos tan difíciles golpea a diario su realidad y la que nos ha tocado vivir a todos. “Trato de estar el mayor tiempo posible ocupado, para no pensar tanto en ello y de tener mente positiva, para no caer en el desespero que provoca el encierro y el hecho de estar sin mi familia cerca”.

El confinamiento por el coronavirus puede afectar o alterar el ánimo de cualquiera, pues resulta estresante el hecho de la veloz manera como se propaga y la incertidumbre que puede provocar, por el tema de cómo va a recuperarse económicamente el mundo después de que pase todo esto.

“Como todos, estoy en cuarentena haciendo mis prácticas mediante el teletrabajo desde la casa donde estoy hospedado; de vez en cuando debo ir a la embajada a realizar labores de apoyo a los colombianos que están en Costa Rica. Quiero resaltar también que el COVID-19 me ha afectado económicamente, puesto que este país resulta muy caro”, afirmó Rony Stiven Tascón.

A través del teletrabajo Rony está cumpliendo con sus prácticas
profesionales.

Colombia comenzó una especie de cuarentena inteligente, lo que ha permitido que el país retome su productividad. Sin embargo, restringirá cualquier tipo de interacciones sociales en masa, tales como, discotecas, conciertos, entre otros.

“Colombia y Costa Rica no estaban preparados para una cuarentena inteligente, pues siento que a las personas les falta más conciencia sobre la gravedad de esta enfermedad, lo digo porque Costa Rica es un país muy pequeño y cuenta con un gran número de población contagiada”.

Rony expresa que

Es claro que evidenciar esta pandemia nos ha quitado cosas, cuyo valor desconocíamos, además de la necesaria interacción física entre seres humanos, pero así mismo se refleja el indispensable distanciamiento con las personas que queremos, para detener la propagación del virus, pues se trata de cuidarse y cuidar a todos.

“Por mi personalidad soy muy afectivo con las personas que me rodean y eso es algo que me ha arrebatado el virus, pues además de parar el mundo, el hecho de no salir también me ha afectado, ya que tengo el privilegio de estar en otro país, pero no poder conocerlo por miedo a contagiarme resulta muy triste para mi”, cuenta Tascon.

Rony y su madre Rubiela Mulato son muy unidos y aún en la distancia
tratan de mantener esa conexión, con la ilusión del reencuentro.

La Organización Mundial de la Salud, medios de comunicación e instituciones de salud se han encargado de difundir la información pertinente para evitar el contagio de este virus letal; el uso consciente de tapabocas, el lavado de manos y la desinfección de los espacios, son de vital importancia para protegernos: “Creo que es un trabajo de todos, a nivel mundial ha cobrado muchas vidas, es claro que la gente aún no acata las medidas de prevención para evitar el contagio. En mi caso, solo salgo de la casa donde me encuentro cuando es de vital importancia, como cuando debo abastecerme de víveres, o cuando debo ir a la embajada. Claro está, siempre uso las medidas de protección necesarias. Quiero estar sano, pues estoy muy lejos de mi familia y está el temor de que me ocurra algo, el hecho de estar solo en un país tan lejos de mi patria es algo aterrador en estos momentos de crisis”, afirma Rony.

“Sentimos angustia, incertidumbre y miedo, pero al mismo tiempo tranquilidad, debido a que el servicio de salud es mejor que el de Colombia”, afirmó Rubiela Mulato, madre de Rony.

Y su padre, Ronald Tascon Rivera, agregó: “tenemos algo de miedo por el tema de la economía, ya que es elevada la canasta familiar y el aumento de la moneda, además consignar dinero y retirar es algo complicado por el tema del pico y cédula”.

Ambos confían en que su hijo pueda retornar a casa pronto, pues su práctica termina en agosto y, por el cierre de los aeropuertos, solo podrá viajar en septiembre, si se cumple la meta de la reapertura de vuelos internacionales.

Rony Tascon solo sale cuando es necesario y utiliza los elementos de
bioseguridad necesarios.

Sobre el autor

Periódico Utópicos

Periódico Utópicos

El Periódico Utópicos es el medio impreso de la Facultad de Comunicación y Publicidad de la Universidad Santiago de Cali. Tiene una publicación bimestral, maneja un formato tabloide europeo con 20 páginas. Su organización no obedece a secciones, pues el principio ordenador de los contenidos se hace a partir de los géneros periodísticos. El periódico empezó en 2013, con la incorporación de la profesora Olga Behar como docente de dedicación exclusiva
de la USC. Desde ese momento hasta hoy se han editado más de 35 números; entre ellos algunas ediciones especiales
cuando la actualidad informativa así lo demanda. Como resultado de este esfuerzo, estudiantes del programa de Comunicación Social han recibido reconocimientos en concursos como los premios Alfonso Bonilla Aragón, en categoría Periodismo Universitario, y el IX Concurso Nacional de Crónica de la Universidad Externado de Colombia

Escribir un comentario